;

martes, 29 de enero de 2008

Tú!


Suena el viento en mi ventana, no eres tú,
es la soledad que me hace una invitación al suicidio,
Siento un calor en mi cuerpo, no eres tú,
es el fuego de el infierno que me esta consumiendo,
Me acarician la piel, no eres tú, es este cuchillo
rodeando mi cuello.


Ya no me duele el corazón porque tú te lo llevaste, mi amor.

A quien engaño si solo estas tú, no es viento,
son tus susurros, no es la soledad,
son tus palabras, no es un calor,
son tus manos rodeándome, no es un
cuchillo, es tu falso amor

Cuando no estas, en mi mente tu recuerdo flota,
cuando duermo, eres mi pesadilla,
si camino tu eres la piedra que me obstruye,
cuando vuelo, eres la navaja que corta mis alas,
si descanso, eres un tormento que me sigue a todas partes,
si únicamente trato de vivir, eres el fuego que me quema eternamente.

En el cuento de horror de mi vida, nunca encuentro el fin,
por más que doy vuelta las páginas, siempre estas ahí,
si te gano o pierdo una batalla, la espada esta manchada con mi sangre.

Ahora corro, huyendo de ti,
pero mi camino eres tú, he caído ya
y en la sangre que derramo, estas tu,
me arrastro y en la tierra que he tocado, estas tu,
miro hacia delante y en esa piedra te sientas como una reina en su trono,
me levanto y beso tus labios,
ahora caigo, no puedo abrir los ojos, rodeado en oscuridad,
floto en la nada, abro mis ojos, y mi muerte… has sido tú.

POR: Mauricio Rodriguez (mauricius_goth@hotmail.com)

No hay comentarios: